Ahogar la ignorancia con abundancia de conocimientos

Ahogar la ignorancia con abundancia de conocimientos

(Nota: Este artículo fue publicado en IBERCIENCIA OEI con algunos errores que no fueron posibles de corregir. Esta es una versión corregida)

13 de octubre de 2014

Javier Herrera Cardozo. Bogotá, Colombia. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.

El autor: Docente e investigador. Docente de lectura y escritura de la Fundación Universitaria Sanitas, Bogotá. Licenciado en Educación Básica Primaria de la Universidad de Santo Tomás, Bogotá. Especialista en lecturas y escrituras de la Universidad de San Buenaventura, Bogotá. Magister en educación del Tecnológico de Monterrey, México. Integrante del equipo de investigación de Redless-ASCUN, Colombia.

La información que hoy tenemos sobre los avances de la ciencia no garantiza que estemos en capacidad de comprenderla y acceder a ella. Quién lo creyera, nos enteramos “de primera mano” de todos los descubrimientos científicos a nivel global ¿pero estamos en capacidad de saber qué teoría o proceso hay detrás de él? ¿nos motiva a indagar más al respecto? Son pocos los que se detendrían a revisar a profundidad las implicaciones de dichos descubrimientos y, así mismo, pocos tendrían los conocimientos para entenderlos.

Este vacío en la formación del conocimiento científico tiene una raíz, que infortunadamente viene desde la escuela, pero generado gracias a las políticas del sistema educativo que poco a poco han eliminado materias relacionadas con la ciencia, en donde se incluían temas como el método científico, el universo, la vida humana, las enfermedades, la medicina, la sostenibilidad y la vida en la aldea global, elementos fundamentales para tener una cultura científica básica (Tiana, 2014).

A partir del argumento anterior, se podría afirmar que la educación hoy nos está preparando para ser analfabetas en la ciencia. No es de extrañar que esto sea el resultado de los extremos absolutos que manejamos en la sociedad: antes se le daba prioridad a la ciencia,a la tecnología y se descuidaron las humanidades. El resultado, ciencia deshumanizada. Ahora, el énfasis son las humanidades y vivimos una humanización sin ciencia. De ahí que no se puede prescindir de ninguna, porque las dos forman una relación biunívoca.

Por otra parte, es claro que bajo el manto de la ciencia y las humanidades se han cometido errores y expresado mentiras. Dentro de ese grupo Cyril Burt y Margaret Mead hacen parte. El primero, famoso por sus  pruebas de inteligencia para la admisión de estudiantes en las escuelas de Inglaterra y descalificado por la falta de veracidad en los estudios sobre la inteligencia en gemelos separados al nacer. La segunda, antropóloga americana que influyó en la revolución sexual en los años sesenta con su obra Adolescencia y cultura en Samoa. Obra que fue un fraude, porque lo escrito eran las fantasías sexuales que ella quería escuchar de las nativas (Capanna, 2013).

Se preguntarán ¿qué tan importante es conocer de ciencia y qué implicaciones trae ignorarla? Al respecto Sagan (1995) afirma que:

Hemos preparado una civilización global en la que los elementos más cruciales-el transporte, las comunicaciones y todas las demás industrias; la agricultura, la medicina, la educación, el ocio, la protección del medio ambiente, e incluso la institución democrática clave de las elecciones- dependen profundamente de la ciencia y la tecnología. También hemos dispuesto las cosas de modo que nadie entienda la ciencia y la tecnología. Eso es una garantía de desastre. Podríamos seguir así una temporada pero, antes o después, esta mezcla de combustible de ignorancia y poder nos explotará en la cara (p.349)

No quisiera ser apocalíptico, pero en pleno siglo XXI ya la combinación de ignorancia y poder comenzó a explotarnos en la cara: calentamiento global, sequías, hambre, epidemias incontrolables, estrés por sobrecarga de trabajo, problemas mentales por falta de higiene mental, mala elección de gobernantes, amenazas de destrucción nuclear, violación de la privacidad y hasta una posible contaminación mundial por radiación, gracias al capricho de las potencias por apoderase del control de la energía atómica.

Con todo lo anterior, estamos labrando el camino hacia una nueva Edad Media porque si colapsan los sistemas de la sociedad habrá histeria colectiva, los valores se perderán y reemplazarán por el instinto de supervivencia de los que logren apoderarse de espacios de terreno, construir pequeñas fortalezas y mantenerlas mediante la alianza, los intereses y compromisos sin leyes. Y en últimas, quienes lograrán superar esta crisis “serán los habitantes de áreas subdesarrolladas, ya preparados para vivir en condiciones elementales de vida y competencia” (Eco, 2012, p.37).

Finalmente ¿Qué podemos hacer para evitar las consecuencias de caer en la oscuridad por ausencia del conocimiento científico?

Considero que la principal tarea la debemos realizar desde nuestro espacio académico y es ahogar la ignorancia con abundancia de conocimientos. No es fácil e inmediata, por ello, debemos generar espacios de discusión sobre temas de la ciencia no solo actuales, sino históricos. Rescatar el asombro, la duda y el hacer científico. También, como lo manifiesta Stewart (2000) que nuestros estudiantes comprendan lo que está sucediendo debajo de sus pies y no solo pregunten por qué, sino cómo se dan los fenómenos.

Todo lo anterior, bajo una propuesta pedagógica en donde se identifique el modelo mental que trae el estudiante, se tenga claro el modelo conceptual que necesita, se seleccionen las estrategias acordes al modelo conceptual, se seleccionen los medios de comunicación del conocimiento pertinentes, se desarrollaren actividades y se evalúe si hubo cambios o apropiación de conocimientos (Cubillos, 2012).

Referencias

Cubillos, A. (2012). Modelos mentales y modelos conceptuales en el trabajo pedagógico en ciencias naturales. Innovación y ciencia, 19 (2), 37-45.

Capanna, P. (2013). Mentiras vergonzosas. Centro de Altos Estudios Universitarios.  7MMG181. OEI. Disponible en  http://ibercienciaoei.org/contenedores/

Eco, U. (2012). La estrategia de la ilusión. México: Debolsillo.

Sagan, C. (1995). El mundo y sus demonios. España: Planeta.

Stewart, I. (2000). Juega Dios a los dados. Barcelona: Crítica.

Tiana, A. (2014). Desinterés por la cultura científica. Centro de Altos Estudios Universitarios. 7MMG196. OEI. Disponible en http://ibercienciaoei.org/contenedores/

Bogotá, 29 de julio de 2014

Anuncios

10 thoughts on “Ahogar la ignorancia con abundancia de conocimientos

  1. ¿Qué podemos hacer para evitar las consecuencias de caer en la oscuridad por ausencia del conocimiento científico?
    Esta pregunta me hace pensar en la posibilidad que el conocimiento científico, es una forma necia de experimentar una verdad que ya oscureció el entendimiento del hombre.Ahogar la ignorancia con abundancia de conocimiento, un titulo interesante por la razón de ver en la actualidad que la falta de conocimiento sume en la ignorancia a la sociedad que no se educa. si citamos a Viktor frank (Viena.1905-1997) Que comentaba que aquellas cámaras de gas e inyecciones letales utilizadas en Alemania en los campos de concentración fueron aplicadas por personas muy educadas ,haciendo pensar que el grado de conocimiento científico no nos saca de la oscuridad , sino muchas veces nos sumergen mas por la falta de una gota de amor en nuestro corazón. concluyo en la necesidad que podamos entender ,que lo que hacemos sea por ver una sociedad con equilibrio social pensada desde la academia como fundamento de transformación.

      • al realizar la lectura relacionada con la importancia de la adecuada formación científica, puedo recordar lo imperante que se vuelve el retomar conciencia acerca de lo que se enseña en nuestras aulas, pues es innegable que los potenciales estan dados y la tarea conjunta es la de trabajar en equipo de tal manera que se fortalezca en todos la capacidad de explorar que debe estar orientada hacia los principios de bioetica, termino utilizado la primera vez por Fritz Jahr, quien en 1927 la definió en un artículo como la relación ética del ser humano con las plantas y los animales, esta relación o mas bien nueva relación, es una mirada critica, preocupada por las condiciones actuales de nuestro habitad. profunfizar en elementos de este caracter, posibilitara una relacion algo diferente con el entorno proporcionador de vida, entiendase entonces que durante mucho tiempo, la humanidad ha utilizado de forma desmedida lo que el ha brindado, y que al lado de ello se ha acelerado la presencia de enfermedades como el cáncer, las respiratorias y las transmitidas por vectores. aunque no este pensado de esta manera, si la humanidad no reacciona y no es capaz de interpretar lo que ocurre desde su microrealidad, el daño aumentara de tal manera que sera hará irreversible, puede ser esta una de las razones que hoy día se este motivando la necesidad de retomar la cientificidad como arma poderosa que puede garantizar quizá no la recuperación total, pero se puede hacer algo con el fin garantizarle a las generaciones futuras parte de lo que disfrutamos hoy.

      • Buen día Gloria:

        Gracias por su comentario y por visitar EduNeuro Colombia. A su correo envié respuesta al respecto.

        Un abrazo,

        EduNeuro Colombia

  2. El analfabetismo científico, entendido como el desconocimiento de la ciencia y sus métodos o el analfabetismo científico funcional, designado a quien habiendo recibido una información científica formal, no comprende cabalmente lo que la ciencia es, ni sus consecuencias.
    Tema de crucial importancia, puesto que para el siglo XXI la ciencia se ha constituido en un elemento indispensable para la supervivencia de la sociedad moderna. Vale la pena preguntarnos ¿Qué sucedería sí la ciencia desapareciera hoy? o ¿Cómo sobrevivir en la naciones modernas sin energía, abrigo, alimentos,medicinas y tecnología derivadas de la ciencia?. Este es un buen momento para retomar la ciencia su importancia y sus consecuencias en los espacios académicos donde se ha abolido e identificar sus estragos en la supervivencia de nuestro planeta; con analfabetismo científico,o analfabetismo científico funcional, necesariamente se debe ahogar la ignorancia con abundancia de conocimiento, con la finalidad de garantizar un futuro sostenible a nuestras futuras generaciones.

  3. Ahogar la ignorancia con abundancia de conocimientos.

    Es interesante la forma cómo aborda la temática, pero me asalta una duda después de leer este articulo, en la actualidad el mundo se enfrenta a grandes descubrimientos científicos, los avances de la ciencia sorprenden cada día más, pero parece ser, según la lectura que estos son realmente el producto de la ignorancia científica, que es contradictorio que los grandes avances científicos que cree uno, están desarrollando la sociedad, realmente muchos de ellos traerán secuelas secundarias al verdadero proceso de crecimiento social.
    Ahora bien, preocupa grandemente el crecimiento de una sociedad deshumanizada, en esto parece ser que la ciencia es poco lo que está aportando, que los grandes avances que mencionaba en el párrafo anterior están de espaldas o muestran poco interés por el desarrollo humanista de la sociedad, que lo importante de la época el el bienestar y el confort, sin importar el costo, eso se evidencia en los desastres causados al medio ambiente como consecuencia de la búsqueda de una mejor vida. es aquí donde la ignorancia científica está causando estragos que serán irreversibles, y que tal vez nos lleve a vivir, después de haber avanzado épocas pasadas.

  4. Alvaro. L. Heredia Gutiérrez

    Reconozco mi falta de conocimiento, incluso de esté instrumento que ahora mismo utilizo para expresar estas lineas, ante lo que llamamos sofisticado pero es interesante como el conocimiento lo ha logrado y dejare de existir y mi generación apreciaran muchos más.La expresión analfabeta discrepa para mi razón en cuanto a mi ámbito no es el de la mecatrónica o inspiraciones de formulaciones de teorías o leyes de la naturaleza mi conocimiento es la comprensión del conocimiento, por ello admiro el conocimiento que es divergente y no podre llamar alfabeta aquellos que que aún no conocen lo que yo puedo saber “El conocimiento no es absoluto” es la vocación de cada individuo lo que perpetua su existencia. Ahora si no conozco la ejecución interna de este instrumento es porque no se da en mi su reconocimiento pero no deja de ser necesario para mi por cuanto en mi formación de mi profesión no me lo enseñaron pero si reconozco su origen y si pretendemos encontrar la falla porque el sistema educativo no me coloca en un nivel de conocimiento de lo que llamamos ciencia es tal vez porque no han enseñado los incidentes básicos de ciencia que cabe en nuestra cotidianidad, me explico y cito un ejemplo; al realizar una limonada he aplicado conceptos de ciencia así: cítrico(ácido)= limón, H2O = agua, H2O en estado sólido= Hielo, azúcar= ha de convertirse en glucosa en nuestro cuerpo y al final en un recipiente llamado vaso se ha de realizar una mezcla y así se obtiene una sustancia determinada como LIMONADA. Este ejemplo evidente demuestra que las ciencias esta entre nosotros, hace parte de nuestro devenir pero que a pocos influye en su conceptulización y comprensión casi que perfecta.

    • Buen día Luis:

      Gracias por su comentario. En efecto, la ciencia está entre nosotros. Lo que preocupa es que la ignoremos y volvamos al oscurantismo, a pesar de estar en una época de grandes avances.

      Eduneuro Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s